La transformación del RE: espejismo o realidad